A Substance Abuse Recovery Ministry of the
International Churches of Christ
CR Traditions

Submit an Article Media Gallery Download (Members) Forum Links
CR Traditions Recovery Stories CR Ministry News
Editorials News Stories Q & A Movie Reviews Book Reviews Classes
Link To Us Meeting Locations
 

I Had No Perception Of Reality


 hmullan    Jul 25 : 12:52
 None    Recovery Stories

(Disclaimer: This story was received written in Spanish.

(Disclaimer: This story was received written in Spanish. The original letter can be found at the end of the english translation. The translation was made using a literal translator and then I attempted to make sense of the literal translation. In some places this was easy, in others, not. If you find any glaring errors that need correction, please send me an email and I will correct them. The names were removed on purpose. Thanks.)

I will be 52 years old next June 5, I have 4 sons, three from my first marriage and one from my second. I first started smoking between 11 and 12 years old, I had my first drink between 12 and 13 and my first marijuana use at age 14. After this my life climbed into a pit of despair using amphetamines, peyote, LSD, cocaine and hallucinogenic mushrooms. I both free-based and injected my drugs.

I want to emphasize that my drug use began at such an early age. It is so important for parents to know what their kids are doing, where they are going and whom are they hanging out with. There are also the cases where the parents almost encourage drug use through not being involved and tolerating use by their children. When we start using so young we quickly need more and more of the drug to get as high as before.


Through the 80’s and 90’s my drug use was continuing to increase. During the 90’s I was freebasing cocaine. I couldn’t stop thinking about it. I was impossible to live with. My wife and young son found me unbearable. I had no perception of reality or responsibility.

By 1998 everything was crashing down around me. I lost a really good paying job ($1500 / month). My wife would constantly call the police on me and they would keep me in jail as I could not pay the fine.. It was in December, 2001 during the last day of a detention I had earned, understand that these detentions were not in single cells but in communal rooms of 100 to 120 prisoners sleeping two to a bed, I started to pray and ask God to have mercy on me and to not leave me this way. From that point Jesus started to change my heart.

When I got out, I went to a barber who fixed me up for nothing. I was a mess after 5 longs days in jail. I did not want to go home looking like a mess. I had already been told that I was not allowed to approach my home at all. I was allowed to return home and could see that this was Jesus helping me to live a new life. Out of gratitude, I started attending a local Catholic Church. On a walk to the Intercommunal Park of the Queen in November 2002, I met some disciples who invited me to come and learn more about Jesus. I started attending the Church of Christ and after studying the Bible, got baptized into Jesus Christ on March 16, 2003 and became one of His disciples.

Jesus rescued me and I am a happy man. I have a changed life and my family back. My mother-in-law became a Christian in April 2004. I believe the others will come as God has a time for everyone. We all need to be happy and do good towards others.

I am now an active partner in the Chemical Recovery Ministry here today. It was set up by a mission team from Florida in 2004. I am so glad to be able to serve God in this way. I ask that anyone who reads this story of mine, if you are in the control of alcohol or drugs or have family members, relatives or friends in the grip of addiction, know that it is only by the power of God and the His grace through Jesus Christ that you can find sobriety and salvation.

I waited patiently for the LORD;
he turned to me and heard my cry.
He lifted me out of the slimy pit,
out of the mud and mire;
he set my feet on a rock and gave me a firm place to stand.

He put a new song in my mouth,
a hymn of praise to our God.
Many will see and fear and put their trust in the LORD.
Psalm 40:1-3

I know that God’s Word is true and I put my hope in Him. My feet are steady because Jesus is my rock and my foundation. I walk in the paths where he leads me. My mouth will speak words of hope, happiness and strength and I will pray that those around me will put their hope in the Lord Jesus Christ.

Thank you.

Spanish Version (original)

Mi nombre es (removed) y soy un hombre que cumplirá 52 años el 5 de Junio próximo, tengo 4 hijos, tres de mi primer matrimonio (removed) de 28, (removed) de 26 y (removed) de 24 y uno de mi segundo matrimonio (removed) de 15, entre paréntesis todos cumplen esas edades entre (removed).

Comenzare contando que fume mi primer cigarrillo entre los 11 y los 12 años, mi primer consumo de alcohol entre los 12 y 13 años y mi primer pito de marihuana a los 14 y luego de esto mi vida fue una escalada en el consumo de drogas, de la marihuana pase a los speeds o Anfetaminas y sus derivados, cactus peyote o san pedro, LSD, Cocaina, y hongos alucinogenos, Pasta base e incluso llegue a inyectarme Sosegón, todos estos consumos como ya dije comenzaron a los 13 y 14 años y se encontraban concretados a los 17-18.

Quiero detenerme un momento y hacer hincapié en el hecho de que la mayoría de los drogadictos se forman como tales a temprana edad y es por ese motivo que los padres deben conocer muy bien a sus hijos, participar de sus vidas, de sus amistades y así poder guiarlos por el camino correcto, lamentablemente en el pasado y más aun ahora los matrimonios se quiebran y los padres comienzan a vivir en su mayoría vidas en las cuales se preocupan más de ellos que de la formación de sus hijos, también existen los casos donde los padres le dan poca importancia al consumo de tabaco, un poco de alcohol y un poco de marihuana, pues yo debo decirles que es en esas instancias donde se está engendrando el futuro drogadicto avesado, pues se va creando tolerancia física y mental y el joven necesitan cada vez de dosis más fuertes y posteriormente de drogas más fuertes para satisfacer su necesidad de vivir situaciones irreales ( lo que en el léxico del drogadicto se llama volar) Volviendo a mí debo decir que de allí en adelante seguí en mis consumos y por supuesto en el aumento de las dosis y del tipo de droga preferida, hasta que de los 80 en adelante se volvió sumamente fuerte el consumo de alcohol y de cocaína hasta que el año 90 comencé con un consumo de pasta base que me condujo a depender de esa droga al 100 por 100, me acostaba pensando como lo haría al día siguiente para consumir y por supuesto estaba todo el día pensando en ello, cabe aclarar que por supuesto mi capacidad de razonar y mi percepción de la realidad se habían perdido casi en un 100% y la convivencia conmigo para las personas que no consumían era sumamente difícil por no decir a veces o casi siempre insoportable, sobre todo para mi familia, mujer e hijo menor que eran los que vivían conmigo. Del año 98 en adelante comenzó ya la caída sin retorno, perdí un súper buen trabajo (Ganaba + - $ 1.500.000 al mes) el hogar estaba destruido pero yo no medaba cuenta, más bien pensaba que era mi esposa y mis suegros y etc.

Los que estaban equivocados, que ellos eran malignos, así hasta el 2001 que mi esposa debía llamar carabineros constantemente ( esto venia sucediendo hacia unos 3 o 4 años pero con menor intensidad) y yo era detenido casi siempre por ebriedad y derivado a un centro de detención ( pues siempre quedaba sin dinero) por no poder pagar las multas pertinente y hacia los 5 a 6 días de detención. Fue en diciembre de 2001 durante la ultima detención ( exactamente al 4 día de detención) entiéndase por detención que eso es estar preso, fui esa noche al estar acostado en la cama de la celda múltiple donde había entre 100 y 120 personas en camarotes y en algunos casos de a dos por cama, que ore, si ore, yo no sabia lo que era orar, lo que hice fue hablar con Dios, le pedí ? no me dejer terminar así, no me dejes perderlo todo? y el Señor me escucho y actuó. Al salir al día siguiente yo no me había dado cuenta, pero salió otro hombre de la cárcel, fui al centro a encontrar a mi esposa, a pedirle la ultima oportunidad, pase por la peluquería donde me atendía a pedir el teléfono prestado y lo tenían cortado, sin embargo el peluquero me regalo un corte de pelo sin que yo le pidiera nada ( obviamente mi aspecto cambio, se imaginan que uno no se ve muy bien después de 5 días preso y con el pelo largo), al hablar con mi esposa ( que ya me había demandado por segunda vez para que no me acercara a la casa) accedió a ayudarme y así varias situaciones que eran adversas se tornaron completamente favorables sin ninguna explicación en ese momento para mi, al tiempo me di cuenta Que el Señor había actuado dándome la oportunidad de comenzar una nueva vida, en agradecimiento c0omence a acudir a una iglesia católica los domingos a dar gracias hasta el DIA en que conocí a varios hermanos y hermanas en un paseo al Parque Intercomunal de la Reina en Noviembre de 2002 ( fui invitado) y acepte conocer al Señor, acepte conocer a Jesús, fue ese día que el plan del Señor tomo un curso más y más cercano a El, comencé a asistir a los servicios de los días domingo en la Iglesia Internacional de Cristo y a las pocas semanas comencé los estudios bíblicos tendientes a convertirme en un discípulo de Jesús lo que soy desde el 16 de Marzo de 2003.

Que agregar el Señor me salvo, me rescato y hoy soy un hombre feliz, a mi familia le ha cambiado la vida, a mis suegros también ( mi suegra Nenita se bautizo en Abril de 2004) y los demás ya llegaran, Dios tiene un tiempo para cada uno, lo importante es darse cuenta de la necesidad que tiene de estar con Él, la necesidad de cambiar nuestra vida, la necesidad de ser realmente felices y trabajar por hacer el bien. Hoy formo parte de Ministerio de Recuperación Química desde su inicio en Abril de 2004 gracias a que el Señor envió una misión desde Florida y donde uno de los miembros de esa misión venia exclusivamente a eso, a dejar formado el Ministerio de Recuperación Química en Chile. A todos los que lean este testimonio les pido que lo analicen y lo comparen con sus vidas o con las de sus hijos, hermanos, amigos o cualquier persona que conozcan y que esta prisionera de alguna adicción, invítenlo a que se acerque a nosotros, a que conozca el trabajo que realiza el Señor para la recuperación de las personas, realmente para la salvación de las personas.

Les quiero compartir una Escritura:
Puse en el Señor toda mi esperanza;
Él se inclino hacia mi y escucho mi clamor.

Me sacó de la fosa de la muerte, del lodo,
del pantano; puso mis pies sobre una roca; y me planto en terreno firme. Puso en mis labios un cántico nuevo, un himno de alabanza a nuestro Dios.
Al ver esto, muchos tuvieron miedo y pusieron su confianza en el Señor

Salmo 40:1-3

Yo les aseguro que la palabra de Dios es real, yo puse mi esperanza en él, a mí me escucho, me saco de donde estaba ( realmente estaba muerto) Puso mis pies sobre una roca estoy sobre Jesús me afirmo de Jesús, piso terreno firme soy de su pueblo y camino el camino que él me ha enseñado, por mi boca sale un cántico nuevo, por mi boca salen palabras de animo, de esperanza, de alegría y por supuesto la palabra del Señor y muchos sienten miedo al darse cuenta que va por mal camino y muchos ponen su confianza en el Señor.


printer friendly


cr_stories.gif
All trademarks are © their respective owners, all other content is © ChemicalRecovery.org 2000/2017.